Tel 621 7226
Bogotá
Bogotá: 6217226    | Dr Alejandro Afanador
Mamoplastia de Reducción
¿Qué es?

 

La obesidad, la lactancia y factores hormonales son causas de un seno exageradamente voluminoso. El seno gigante o gigantomastia ocasiona problemas de columna, hernias discales, dificulta el vestir, impide la realización de algunos deportes, produce dermatitis, infecciones e inclusive afecta el estado emocional.

 

La mamoplastia de reducción es la solución. Reduce el tamaño y el volumen del seno a uno de tamaño natural, posiciona y levanta el pezón a su estado original.

 

La mujer mayor a 40 años de edad toma la decisión de operarse muy fácilmente en razón que ya ha tenido sus hijos, cuenta con una vida de pareja estable y desea recuperar rápidamente su belleza. En etapas más tempranas de la vida y especialmente cuando no se ha tenido hijos son pocas las mujeres que aceptan esta cirugía. Prefieren realizarla en una etapa posterior de la vida. Ahora bien, hay niñas de 16 años e inclusive menores que se deben someter a esta intervención debido a que el crecimiento exagerado del seno puede afectar de manera irreversible su autoestima. En estos casos suele mediar de manera obligatoria el consentimiento de los padres.

 

Una vez reducido el busto se recupera la forma y así se permite lucir un busto armónico y natural.

 

Es la solución definitiva a esos incomodos brazzieres ajustados.

 

El procedimiento requiere de corta estancia hospitalaria. Genera una incapacidad inferior a 9 días y el resultado definitivo se aprecia al cabo de pocas semanas.

 

Procedimiento

Existen múltiples técnicas para realziar la cirugía. La más frecuente incluye una incisión alrededor de la areola, una verti que se extiende dessde el pezón hasta el pliegue submamario y otra horizontal ubicada dentro de surco submamario.

 

La incapacidad no supera los 5 días después de lo cual se reinician actividades suaves y cotidianas. Ejercicio solo se permite después del primer mes. 

Resultado

Los buenos resultados obtenidos con una cirugía estética dependen esencialmente de la experiencia y la técnica quirúrgica empleada por el cirujano plástico. También del cuidado postoperatorio y de la respuesta cicatrizar de tu organismo. Somos una CLÍNICA ESPECIALIZADA EN CIRUGÍA DE SENOS missenos.com®. Nuestro objetivo es lograr resultados naturales, una apariencia bella y con la menor cicatriz posible. Un busto de aspecto natural y armonioso te hará ver más atractiva, bella y armoniosa. Una silueta femenina balanceada es el mejor resultado que puedes obtener.

 

El Dr. Alejandro Afanador y su equipo de Especialistas Asociados, es ampliamente reconocido por emplear una técnica quirúrgica muy conservadoras y que brinda resultados naturales. Hay diversas maneras de lograr una reducción de senos. Cada técnica se encuentra ajustada y adaptada al tamaño y la condición del seno. Algunas intervenciones pueden ser efectuadas con pequeñas incisiones casi imperceptibles y otras requieren cicatrices un poco más extensas que pueden extenderse hacia abajo del pezón hasta el pliegue submamario. Cuando se trata de reducir volúmenes muy grandes la cicatrización es mayor.

 

El resultado final de la cicatriz dependerá de los buenos cuidados postoperatorios y de la calidad de tu piel. En general es una cirugía agradecida y brinda la comodidad de lucir un busto más armónico.

 

El seno operado continúa estando sujeto a los efectos de la gravedad y el envejecimiento. Esto explica el por qué después de pasados algunos años el seno vuelve a descender. Así las cosas, no es una cirugía con resultados eternos. Ahora bien, si en el pasado te la has realizado y volvieron a caer, un retoque para levantarlas es algo muy sencillo y todo vuelve a recuperar su estado ideal.

 

La cirugía de reducción de senos permite preservar la funcionalidad, la lactancia y la sensibilidad. Por ello puede ser realizada en mujeres jóvenes que sufren de este problema.

Cuidados

Una vez realizada la intervención sigue con precisión las indicaciones del cirujano. Guarda algo de reposo por las primeras 48 a 72 horas, evita levantar o empujar cosas pesadas por 7 días, toma tu prescripción médica de antibióticos por 7 días y de la manera horaria que te indique el Doctor.

 

Se recomienda no levantar los brazos las primeras 24 a 48 horas para evitar que un esfuerzo sea el causante de hemorragias o sangrados internos llamados Hematomas. Los hematomas son dolorosos y en general requieren de una nueva intervención. Así que…cuida de no exceder tu movimiento los primeros dos días.

 

A partir quinto día, la mayor parte de las pacientes se integran a sus trabajos de oficina. Sólo si eres bailarina, deportista o tu actividad requiere de esfuerzos como manejar y conducir te recomendamos una incapacidad de 7 días en casa.

 

Para iniciar deportes, manejar o conducir automóvil o desplazarte en avión te recomendamos esperar hasta pasados 14 o 15 días de la cirugía. Si vas a viajar consulta al cirujano para que él te otorgue una autorización. Ante cualquier duda siempre llama al cirujano.

Preguntas frecuentes

¿Una vez reducido el seno me puede volver a crecer?

Si. No siempre sucede, pero si descuidas tu alimentación es posible que el tejido graso dentro del seno se recupere volviendo a incrementar su tamaño.

¿Las cicatrices se notan mucho?

Todas las cicatrices se han de notar un poco. Ahora bien, la gran mayoría de pacientes sana favorablemente y sólo un 10% de las pacientes pueden quedar con cicatrices un poco gruesas o llamadas queloides. En caso de una mala cicatrización no debes preocuparte. El cirujano puede retocar las heridas para buscar una mejor cicatrización.

 

 

¿Duele la reducción de senos?

No. Es una cirugía muy amable. Casi no hay dolor y un simple analgésico controla cualquier incomodidad

¿Es verdad que se afecta la sensibilidad y la lactancia con la cirugía de reducción?

No. Ambas, tanto la sensibilidad como la capacidad de lactar se conservan.

 

¿Puedo reducir el busto recién tenga mi bebe?

No. Las cirugías estéticas generalmente se realizan hasta pasados 8 o 9 meses después de un parto. La razón es esperar a terminar la lactancia y dar un tiempo para que el seno tome su tamaño y forma final. Así el cirujano podrá realizar un mejor trabajo.

Fotos
Otras Cirugías
Mamoplastia de Reducción
¿Qué es?
Procedimiento
Resultado
Cuidados
Preguntas
frecuentes

 

La obesidad, la lactancia y factores hormonales son causas de un seno exageradamente voluminoso. El seno gigante o gigantomastia ocasiona problemas de columna, hernias discales, dificulta el vestir, impide la realización de algunos deportes, produce dermatitis, infecciones e inclusive afecta el estado emocional.

 

La mamoplastia de reducción es la solución. Reduce el tamaño y el volumen del seno a uno de tamaño natural, posiciona y levanta el pezón a su estado original.

 

La mujer mayor a 40 años de edad toma la decisión de operarse muy fácilmente en razón que ya ha tenido sus hijos, cuenta con una vida de pareja estable y desea recuperar rápidamente su belleza. En etapas más tempranas de la vida y especialmente cuando no se ha tenido hijos son pocas las mujeres que aceptan esta cirugía. Prefieren realizarla en una etapa posterior de la vida. Ahora bien, hay niñas de 16 años e inclusive menores que se deben someter a esta intervención debido a que el crecimiento exagerado del seno puede afectar de manera irreversible su autoestima. En estos casos suele mediar de manera obligatoria el consentimiento de los padres.

 

Una vez reducido el busto se recupera la forma y así se permite lucir un busto armónico y natural.

 

Es la solución definitiva a esos incomodos brazzieres ajustados.

 

El procedimiento requiere de corta estancia hospitalaria. Genera una incapacidad inferior a 9 días y el resultado definitivo se aprecia al cabo de pocas semanas.

 

Existen múltiples técnicas para realziar la cirugía. La más frecuente incluye una incisión alrededor de la areola, una verti que se extiende dessde el pezón hasta el pliegue submamario y otra horizontal ubicada dentro de surco submamario.

 

La incapacidad no supera los 5 días después de lo cual se reinician actividades suaves y cotidianas. Ejercicio solo se permite después del primer mes. 

Los buenos resultados obtenidos con una cirugía estética dependen esencialmente de la experiencia y la técnica quirúrgica empleada por el cirujano plástico. También del cuidado postoperatorio y de la respuesta cicatrizar de tu organismo. Somos una CLÍNICA ESPECIALIZADA EN CIRUGÍA DE SENOS missenos.com®. Nuestro objetivo es lograr resultados naturales, una apariencia bella y con la menor cicatriz posible. Un busto de aspecto natural y armonioso te hará ver más atractiva, bella y armoniosa. Una silueta femenina balanceada es el mejor resultado que puedes obtener.

 

El Dr. Alejandro Afanador y su equipo de Especialistas Asociados, es ampliamente reconocido por emplear una técnica quirúrgica muy conservadoras y que brinda resultados naturales. Hay diversas maneras de lograr una reducción de senos. Cada técnica se encuentra ajustada y adaptada al tamaño y la condición del seno. Algunas intervenciones pueden ser efectuadas con pequeñas incisiones casi imperceptibles y otras requieren cicatrices un poco más extensas que pueden extenderse hacia abajo del pezón hasta el pliegue submamario. Cuando se trata de reducir volúmenes muy grandes la cicatrización es mayor.

 

El resultado final de la cicatriz dependerá de los buenos cuidados postoperatorios y de la calidad de tu piel. En general es una cirugía agradecida y brinda la comodidad de lucir un busto más armónico.

 

El seno operado continúa estando sujeto a los efectos de la gravedad y el envejecimiento. Esto explica el por qué después de pasados algunos años el seno vuelve a descender. Así las cosas, no es una cirugía con resultados eternos. Ahora bien, si en el pasado te la has realizado y volvieron a caer, un retoque para levantarlas es algo muy sencillo y todo vuelve a recuperar su estado ideal.

 

La cirugía de reducción de senos permite preservar la funcionalidad, la lactancia y la sensibilidad. Por ello puede ser realizada en mujeres jóvenes que sufren de este problema.

Una vez realizada la intervención sigue con precisión las indicaciones del cirujano. Guarda algo de reposo por las primeras 48 a 72 horas, evita levantar o empujar cosas pesadas por 7 días, toma tu prescripción médica de antibióticos por 7 días y de la manera horaria que te indique el Doctor.

 

Se recomienda no levantar los brazos las primeras 24 a 48 horas para evitar que un esfuerzo sea el causante de hemorragias o sangrados internos llamados Hematomas. Los hematomas son dolorosos y en general requieren de una nueva intervención. Así que…cuida de no exceder tu movimiento los primeros dos días.

 

A partir quinto día, la mayor parte de las pacientes se integran a sus trabajos de oficina. Sólo si eres bailarina, deportista o tu actividad requiere de esfuerzos como manejar y conducir te recomendamos una incapacidad de 7 días en casa.

 

Para iniciar deportes, manejar o conducir automóvil o desplazarte en avión te recomendamos esperar hasta pasados 14 o 15 días de la cirugía. Si vas a viajar consulta al cirujano para que él te otorgue una autorización. Ante cualquier duda siempre llama al cirujano.

¿Una vez reducido el seno me puede volver a crecer?

Si. No siempre sucede, pero si descuidas tu alimentación es posible que el tejido graso dentro del seno se recupere volviendo a incrementar su tamaño.

¿Las cicatrices se notan mucho?

Todas las cicatrices se han de notar un poco. Ahora bien, la gran mayoría de pacientes sana favorablemente y sólo un 10% de las pacientes pueden quedar con cicatrices un poco gruesas o llamadas queloides. En caso de una mala cicatrización no debes preocuparte. El cirujano puede retocar las heridas para buscar una mejor cicatrización.

 

 

¿Duele la reducción de senos?

No. Es una cirugía muy amable. Casi no hay dolor y un simple analgésico controla cualquier incomodidad

¿Es verdad que se afecta la sensibilidad y la lactancia con la cirugía de reducción?

No. Ambas, tanto la sensibilidad como la capacidad de lactar se conservan.

 

¿Puedo reducir el busto recién tenga mi bebe?

No. Las cirugías estéticas generalmente se realizan hasta pasados 8 o 9 meses después de un parto. La razón es esperar a terminar la lactancia y dar un tiempo para que el seno tome su tamaño y forma final. Así el cirujano podrá realizar un mejor trabajo.